Sábado, 21 Julio 2018

Inauguración de la 59 SNRT

  • Señor Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida;
  • Presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Gabriel Contreras Saldívar; Subsecretario de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación, Andrés Chao Ebergenyi;
  • Director General de Radio, Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación, Amadeo Diaz Moguel;
  • Secretario General del STIRT; Don Ricardo Acedo Samaniego
  • Secretario General de SITATYR Don Patricio Flores Sandoval
  • Secretario General del SIEMART, Don Miguel Ángel Palomera de la Ree
  • Director General de Comunicación Social de Secretaria de Gobernación, Luis Benito Olguín Arellano
  • Miembros del Consejo Directivo;
  • Amigos radiodifusores de todo el país;
  • Amigas y amigos todos: CÁMARA

Hoy, en el marco de la 59 Semana Nacional de Radio y Televisión y en un año muy significativo para la sociedad mexicana, les doy la más cordial bienvenida a este importante evento para nuestra industria.

Una vez más, nos reunimos los que formamos parte de este rubro, con el propósito de reflexionar sobre algunos temas que no sólo nos permiten fortalecer la vida institucional de la Cámara,  sino también refrendar nuestro compromiso con el desarrollo y el progreso de México.

Los sucesos que la naturaleza cobró a varios estados del país en los que cientos de familias resultaron afectadas nos impidieron reunirnos el año pasado;  había tareas que realizar ya que muchos de nuestros hermanos mexicanos necesitaban de nuestro apoyo, fue un momento fuerte y como siempre México se solidarizó para salir adelante.

Nuestra Cámara representa a la gran mayoría de concesionarios en México, cuya señal llega prácticamente a todos los rincones del país, de costa a costa, y de frontera a frontera, prestando todos los días un servicio fundamental para el desarrollo económico, cultural, político e informativo para todos los mexicanos.

Durante los próximos tres días de trabajo, los radiodifusores de México tendremos un intercambio de ideas abierto con las autoridades del sector, con todos los candidatos a la Presidencia de la República, así como con representantes de los sectores público y privado, sobre los retos y oportunidades de la radio y televisión mexicanas.

Los trabajos de esta Semana de Radio y Televisión responden a una nueva etapa crucial para las definiciones políticas en nuestra industria y nuestro país.

 

En los últimos años la industria se ha enfrentado con varios obstáculos que impiden su desarrollo y participación en las comunicaciones de México.

En un intercambio de ideas e información con las autoridades competentes podemos llegar a acuerdos bajo una base jurídica que dé certidumbre a nuestra industria, con lo cual podríamos invertir sin riesgos, con la seguridad de que caminamos hacia delante.

De ahí la importancia de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones tome en consideración, en el desarrollo de sus políticas públicas, una perspectiva de competencia efectiva, que lo lleve a enriquecer los criterios y supuestos de valoración para futuras licitaciones de frecuencias.

Creemos plenamente en la viabilidad y en el futuro de este servicio, a pesar del surgimiento continuo de nuevas formas de información y entretenimiento, que compiten con nosotros.

El servicio de radiodifusión al ser gratuito representa un fuerte componente social que contribuye de manera determinante a la integración nacional, por esto la constitución le confiere importancia de primer nivel en el quehacer económico y político de Mexico.

La CIRT no solicita el apoyo de la autoridad para evitar la competencia. Esta cámara no busca privilegios.

Una problemática que enfrentamos es la práctica de la radiodifusión ilegal y el interés de algunos de promover nuevas figuras de radiodifusión, con privilegios que pondrían en desventaja a las empresas comprometidas en la prestación del servicio de comunicación, información y entretenimiento de calidad.

Las empresas que integran a la Industria de la Radio y Televisión se sujetan a cargas tributarias excesivas que no enfrentan otros sectores en México, ni siquiera empresas extranjeras de este mismo gremio en sus respectivos países. Esto impide que el sector se fortalezca y se desarrolle de manera más eficiente.

Un claro ejemplo es la contraprestación que se ha venido pagando en los últimos años por la prórroga de las concesiones; desde un principio los radiodifusores señalamos los elementos que deben ser tomados en cuenta para la fórmula de pago; pero en recientes fechas, han existido actualizaciones no justificadas e intentos de tomar valores de mercado, que son solo el reflejo de lo que se pagó en la licitación por nuevas concesiones.

Consideramos -y así lo hemos manifestado con diversas autoridades-, que el valor de mercado no es lo que se paga por una nueva concesión; sino que son otros aspectos a tomar en cuenta tales como; la población económicamente activa de la región y sobre todo considerar cuantos competidores hay en la zona a servir.

La contraprestación es aceptada por esta industria, pero reiteramos nuestra solicitud de tener una fórmula más clara y precisa, que refleje la situación del mercado y que se topen los valores de cada población tal como se concretó en el Valle de México para así lograr una competencia efectiva en el país.

A pesar de lo anterior, esta Industria ha demostrado que realiza una actividad plural, diversificada, incluyente e institucional que da acceso a todas las voces, que difunde una gran variedad de contenidos y permite que todo sea dicho en la radio  y la televisión, donde incluso los críticos de la radiodifusión concesionada comercial encuentran una plataforma abierta para expresar sus puntos de vista.

Estos días de trabajo con los radiodifusores y televisoras de México se propiciará un diálogo abierto con quiénes compiten para llegar a la presidencia de este país. Son momentos a nivel global donde ya no caminan por separado, ni los gobiernos, ni los gobernados; hoy para que funcione, unos tienen que conocer las plataformas, la personalidad y hasta la familia de aquellos que aspiran a los cargos públicos mientras que, los otros tienen que escuchar las demandas de necesidades de aquellos a quienes van a representar.

Esto hace que esta semana de radio y televisión, sea un espacio de convergencia e intercambio de ideas que nutra a quienes van a ser los actores en el futuro. Será una gran caja de resonancia que llegará más allá de nuestras fronteras teniendo como ingredientes; la unidad entre los mexicanos y el servicio entre los radiodifusores.

A lo largo de más de 90 años esta industria ha acompañado a generaciones de familias mexicanas en la construcción de un mejor país. Prueba de ello es, que a través de nuestras emisoras hemos tenido el privilegio de contribuir al fortalecimiento de la democracia en México, donde siempre tienen cabida todas las voces y pensamientos.

Como Industria, sentimos gran orgullo de haber participado de manera directa, veraz, imparcial y objetiva, en los esfuerzos democráticos a través de los años, que han hecho posible un cambio pacífico y ordenado en el ejercicio del poder.

Los espacios de la radio y televisión están abiertos para todos. Las distintas ofertas políticas llegan a cada uno de los mexicanos a través de nuestras señales. Hemos pasado de los tiempos de los medios comprometidos con un gobierno, a los tiempos de los medios comprometidos con una Nación.

Nuestro compromiso, hoy y siempre, es darle a la sociedad la oportunidad invaluable de que, a través de nuestros informativos y mensajes, sea parte de las decisiones políticas que orienten el futuro de nuestro país.

A través de la radio y la televisión, los mexicanos disfrutan hoy de libertad para informarse, pensar, discutir pero sobre todo; la libertad de decidir.

Todo esto nos permite ser verdaderos ciudadanos; hombres y mujeres libres, integrantes todos de una democracia que exige libertad para todos; libertad para nuestros hijos.

A las autoridades que nos acompañan, quiero reiterarles que cuentan con el compromiso de los radiodifusores que integran esta organización para continuar con un diálogo abierto, que favorezca a la sociedad a través de contenidos de calidad generados como industria.

Amigas y amigos:

 

Las verdaderas democracias son aquellas donde la libertad de expresión es real, y funcionan cuando las mayorías así lo determinan, siempre deben de prevalecer las ideas en favor de un país sin censurar a quienes opinen lo contrario.

Su presencia en este acto inaugural, Señor Secretario, nos honra y además representa madurez, seriedad y respeto, signos que caracterizan en estos nuevos tiempos las relaciones entre los empresarios de la radio y televisión y el Gobierno de la República, muchas gracias por acompañarnos.

Y muchas gracias a todos ustedes por estar aquí, deseo que disfruten y aprovechen nuestra tan esperada 59 Semana Nacional de Radio y Televisión.

 

Gracias.