Lunes, 21 Mayo 2018

Tradicional Comida de Radio y Televisión en 59 SNRT

Amigas y amigos radiodifusores de todo el país:

Hoy, su presencia hace más importante este evento para nuestra industria, lo cual, nos permite dar testimonio de la unidad que representamos.

A través de más de 75 años los miembros de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, hemos llevado a diario información, entretenimiento y cultura a todos los rincones de nuestro país, con pluralidad y libertad de expresión.

Nuestros medios son sensibles y competitivos, y trabajan todos los días por servir a la sociedad.

Somos los medios de difusión de mayor cobertura y credibilidad; elementos necesarios de nuestra cultura presente y futura. La sociedad, no se entendería igual sin la cercanía e interactividad con la que trabajamos.

La radio y televisión ponen de manifiesto los retos que enfrentamos a nivel global para alcanzar una comunicación más libre y autónoma respecto a los poderes económicos y políticos dominantes. Siempre resaltando nuestra identidad como mexicanos.

A través de nuestras cámaras y micrófonos, construimos mecanismos que, no sólo permiten el diálogo, sino que lo promueven y fomentan, siempre dentro de un tono de respeto.

Por esto nuestra defensa férrea a la libertad de expresión.

En unas semanas estaremos frente a un ejercicio democrático que definirá el rumbo de los próximos años de nuestra Nación. Los medios hemos reportado día con día en libertad -sujetos a las reglas electorales- los aconteceres de las campañas políticas.

Somos testigos de lo que hasta hoy ha pasado. Nos gustaría contar con mejores reglas para reportar y permitir el debate entre los candidatos. Somos medios libres, y exigimos normas que no necesiten la interpretación de Tribunales, sino que permitan y fomenten una libre competencia y una libre información.

Los industriales de la radio y la televisión siempre hemos tenido la vocación de cumplir con la labor de informar, entretener a quiénes nos escuchan y nos ven cada día desde hace más de 75 años, de esta nuestra Cámara, y una premisa constante es sumarse a una intensa labor social, siempre al servicio del país.

Por eso, es muy satisfactorio para mí expresarle, Señor Presidente, en nombre de los radiodifusores afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, nuestro respeto y reconocimiento pleno a la serie de acciones que ha desplegado en estos casi 6 años, que han tenido como único fin impulsar la modernización y el desarrollo integral de México.

Acciones, que han permitido, transformaciones estructurales, para promover la competitividad, la productividad y el crecimiento incluyente.

El desarrollo de las tecnologías de información y comunicación es fundamental para acelerar el crecimiento económico y los niveles de bienestar de la población.

En suma, trabajamos para dar un impulso renovado al desarrollo de las tecnologías de la radiodifusión, y con ello poner a México a la vanguardia.

Esto, solo se puede lograr con políticas progresivas y no regresivas.

México necesita seriedad con medidas sustentadas a mediano y largo plazo, no ocurrencias que por su naturaleza frenen el desarrollo y progreso que necesitamos como nación.

Hoy en día, México es la mezcla perfecta de modernidad y desarrollo, no caigamos en falsas promesas frente a problemas reales.

Usted, Señor Presidente; no sólo ha administrado una Nación, sino que vino a transformar a todo un país.

Tenemos en Usted a un Presidente, respetuoso con los que disienten de su forma de pensar y de actuar. Un Presidente valiente; que enfrentó las adversidades, tomando medidas, que afectaron su popularidad pero beneficiaron a México.

Ha promovido, el libre acceso a la información plural y oportuna; que garantiza el derecho a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, -incluido el de banda ancha e internet-, también la claridad en los derechos de los usuarios, las audiencias; y los mecanismos para su protección, -incluido el derecho de réplica-. Todo lo anterior bajo el eje de los derechos humanos.

La implementación de la reforma en telecomunicaciones y radiodifusión, ha marcado los pasos para la mejora de las condiciones de competencia; lo cual a largo plazo traerá mayor bienestar para los usuarios en telecomunicaciones y audiencias en radiodifusión.

Sin duda el Instituto Federal de Telecomunicaciones es un gran logro en sus reformas estructurales, ya que brinda certeza a las inversiones; pero aún falta mucho por hacer y hay que tomar más en cuenta a la radiodifusión, que tiene muchas oportunidades de crecimiento; la tendencia internacional es propiciar la convergencia de servicios, ya que nuestras audiencias demandan conectividad y nuevas tecnologías.

Señor Presidente no cabe duda de que gracias a la certidumbre se ha permitido mejorar el clima de negocios a través de políticas públicas y proyectos de infraestructura robustos e incluyentes, y que por esto se le recordará.

Nuestra industria, está convencida de que se está trazando la ruta correcta, que nos permitirá armonizar el desarrollo tecnológico, la inversión productiva, la calidad y diversidad de contenidos, así como la seguridad jurídica.

Si queremos convergencia y competencia verdaderas, es necesario avanzar en hacer equitativas las condiciones regulatorias que garanticen mercados competitivos en este sector.

Por ello, es fundamental, impulsar de manera decidida la convergencia en la radiodifusión, porque esto significa asegurar el desarrollo del país.

Esta 59 Semana Nacional de Radio y Televisión, se caracteriza por contar con espacios plurales, de reflexión, sobre los temas de mayor interés para México, en voz de los principales actores que el día de hoy están marcando una diferencia en lo social, político y tecnológico en nuestra Nación; durante nuestros foros se debate y se construyen diversas visiones claras sobre la responsabilidad de los medios de comunicación y los ciudadanos en relación a lo que más le conviene a México.

La industria de radio y televisión es parte de la historia de nuestro país. A lo largo de 90 años ha acompañado a generaciones de familias mexicanas en la construcción de una mejor nación. Prueba de ello, es que a través de nuestras emisoras, hemos tenido el privilegio de contribuir al fortalecimiento de la democracia en México, donde han tenido cabida todas las voces y opiniones.

Es así, que esta Cámara, integrada por más de 1,600 emisoras de radio y televisión con cobertura en el 99% del territorio nacional, se ha ganado un distintivo entre la población por ser un sector cercano a la gente, que a través de los años se ha dado a la tarea de ayudar, no en abstracto, sino con beneficios concretos, como:

  • En el sector salud con trasplantes de córnea y riñón, así como destinando recursos a mejorar la calidad de vida de miles de mexicanos que padecen enfermedades como cáncer de mama, cáncer cervicouterino, parálisis cerebral, entre otras.
  • En apoyo a la educación se han donado: becas, aulas, libros, artículos escolares y computadoras con lo que se ha beneficiado a estudiantes en toda la República Mexicana.
  • Con alertas y reconstrucción; apoyando a los sectores más vulnerables de la población con la entrega de material para la reconstrucción de casas, después de diversos fenómenos naturales.

Las estaciones concesionadas de radio y televisión a lo largo y ancho del territorio mexicano cumplen con la función social que les ha sido encomendada. Es ardua la labor que a diario realizan para contribuir con el desarrollo y bienestar de la población y muchas veces, pasa desapercibida.

Ante lo ocurrido el pasado 19 de septiembre, nuestros medios de comunicación cumplieron con la difusión de las medidas de seguridad y protección civil, actuando en consecuencia, sin necesidad de que alguna entidad, autoridad u organismo lo indicara o tuviera que recordarnos nuestro papel, siempre consientes de la responsabilidad que tenemos frente al pueblo de México.

Nuestras estaciones se volvieron centros de acopio, nuestras transmisiones fueron continuas sin cortes, -algunas por más de 40 horas -en la mayoría de las frecuencias y canales de televisión- de las ciudades más afectadas.

Frente a los desastres naturales, la radiodifusión colaboró en la localización de personas desaparecidas, señalizamos la ubicación de albergues y mantuvimos a las personas damnificadas informadas de la situación y de donde se encontraba la ayuda disponible.

Mi agradecimiento a todos Ustedes por el esfuerzo y todo el trabajo que se realizó en favor de la población, una vez más, demostramos lo grande que es nuestra gente ante situaciones de este tipo, no cabe duda de que México es un país excepcional.

Ahora, como testigos de la historia de nuestra nación, nos toca relatar lo que nuestras autoridades realizan para ayudar y restablecer la vida de los más afectados, como hace 32 años, de que México no volverá a ser el mismo país, porque el 85 impuso un tono irreversible y este sismo del 2017 seguro moverá la fibra de la participación ciudadana

Las verdaderas democracias son aquellas donde la libertad de expresión es real, y funcionan cuando las mayorías así lo determinan, deben de prevalecer las ideas en favor de un país sin censurar a quienes opinen lo contrario.

Hoy y siempre, nuestro compromiso será darle a la sociedad la oportunidad invaluable, a través de la información, de ser parte de las decisiones políticas, que orienten el futuro de nuestro país.

A través de la radio y la televisión, los mexicanos disfrutan hoy, su libertad de informarse, su libertad de pensar, su libertad de discutir y lo más importante; su libertad de decidir.  Como pasará este próximo 1 de julio, en el que millones de mexicanos acudiremos a las urnas a ejercer nuestro voto.

No cabe duda seremos para América y el resto del mundo, un claro ejemplo de civilidad y demostraremos la madurez de nuestras Instituciones Electorales.

Amigas y amigos Radiodifusores:

Hace tres años, ustedes me otorgaron la representación de esta Cámara Nacional, que ha logrado en sus más de 75 años de vida institucional, el respeto de la sociedad.

Juntos, hemos defendido nuestros intereses y trabajado por nuestro futuro, con un sólo compromiso que es, servir a los mexicanos.

Durante mi gestión, he buscado que en todo momento se mantenga buena comunicación y participación con los radiodifusores que integran a esta Cámara.

Con los temas que se atendieron desde el Consejo Directivo, me sumé al trabajo de cada uno de Ustedes integrándome en los diferentes comités y comisiones en los que participé durante estos años.

En este tiempo, he constatado que tanto la radio como la televisión se han transformado en un inminente proceso de modernización y desarrollo, fiel reflejo de la evolución de la sociedad y las tecnologías.

En los viajes que he realizado a las diversas regiones del país, con los trabajos y la participación activa de cada uno de Ustedes pude atestiguar que México tiene una Radiodifusión comprometida y responsable.

El espectro que se nos ha concesionado lo hemos utilizado en la construcción de una gran industria de la comunicación, para atender al público que nos escucha y nos sigue día con día.

Es un honor para mí pertenecer a esta industria que, desde su formación, ha estado vinculada al desarrollo social, político, económico y cultural de México. Desde sus orígenes, la radio y la televisión han sido parte fundamental del proceso de integración nacional de todos los mexicanos.

Por eso, no quiero dejar pasar esta oportunidad para agradecer a mis padres, mi esposa, hijos, hermanos y demás familiares que me han acompañado estos 3 años; con sus consejos, apoyo y cariño. ¡MUCHAS GRACIAS FAMILIA!

 En estos días de reflexión y contraste de ideas entre quienes van a dirigir el destino de esta gran nación hemos expresado que un país no se construye cada 6 años, sino que las instituciones son los pilares que dan fortaleza y vigor a un sistema democrático.

Bajo estos pilares se deben de tomar en consideración los nuevos retos que enfrenta el mundo y nuestra nación, con iniciativas como:

-              Una cobertura educativa universal para la niñez mexicana,

-              Seguir con políticas contra la inseguridad que azota distintas regiones del país.

-              Ampliar la atención a la salud de todos los mexicanos.

-              Abrir mayor oportunidad a los jóvenes para empezar a erradicar los grandes males.

-              Fomentar la sustentabilidad ambiental.

Estos son algunos de los enunciados que deben de ser guía para quien lleve los próximos años las riendas de nuestro México.

Aún falta mucho por hacer y estamos dispuestos a caminar con la autoridad los próximos años, con el claro objetivo de que cada mexicano tenga lo necesario para vivir.

Señor Presidente.

Los radiodifusores de México, somos parte importante de la vida colectiva en una sociedad que se transforma. Así ha sido también en buena medida, la evolución de México. De una sociedad marcada por el caudillismo y la tiranía a una sociedad libre, de una sociedad de voces calladas, a una sociedad de voces sin censura.

La gran transformación de México, que ha ocurrido en las últimas décadas, no hubiera sido posible sin el esfuerzo por la libertad de expresión que ha llevado a cabo la industria de la radio y la televisión.

Por eso, hoy en el día de la libertad de prensa, alzamos la voz para que no existan, ni censuras, ni mordazas, a los medios de comunicación. Requerimos absoluta seguridad al ejercer nuestro trabajo.

Han sido años difíciles para la labor de los periodistas, exigimos se investigue, juzgue y sancione a los autores de los delitos contra comunicadores, tanto materiales como intelectuales, además de partícipes, colaboradores y encubridores.

Por lo que hoy, toma más valor lo dicho por Francisco Zarco “La prensa no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y más activo del progreso y de la civilización”. 

Estoy seguro de que todos los miembros de la industria de la radio y la televisión sabrán estar a la altura de las expectativas y de las necesidades del México futuro. Hoy la Patria nos convoca a todos a cumplir con acierto la responsabilidad que cada uno tenemos hacia ella.

Muchas gracias.